.

.

¡Shalom amigos!

Este es un sitio creado por cristianos evangélicos, algunos de origen judío y otros no; de distintos países, que nos une el amor por Jesucristo el Mesías -Yashuah Ha Mashiah- e Israel.
Aquí compartimos experiencias, puntos de vista, relatos, curiosidades, historia, política, noticias, preocupaciones, y muchas otras cosas.
¡Bienvenidos!

14 septiembre, 2010

Las Diez Mayores Mentiras Anti-Israelíes 2010

¡Israel está siendo agredido!
Esto es lo que usted debe saber.
Una Iniciativa del Centro Simon Wiesental

Mentira #1
Israel es un producto de la culpa europea por el Holocausto nazi. ¿Por qué deberían pagar ese precio los palestinos?

Tres mil años antes del Holocausto, antes que hubiera un Imperio Romano, los reyes y profetas de Israel caminaban por las calles de Jerusalén. El mundo entero sabe que Isaías no pronunciaba sus profecías desde Portugal, ni Jeremías sus lamentos desde Francia. Reverenciada por su pueblo, Jerusalén es mencionada en las Sagradas Escrituras en seiscientas ocasiones – pero ni una sola vez en el Corán. A lo largo de 2.000 años de exilio, hubo una presencia judía permanente en Tierra Santa, y el renacimiento moderno de Israel en el siglo XIX. La recuperación de un territorio largamente anhelado por parte de los pioneros sionistas floreció con una mayoría judía con anterioridad al nazismo.

Después del Holocausto, cerca de 200.000 sobrevivientes de la Shoá encontraron refugio en el Estado judío, constituido por una votación que contó con el apoyo de dos tercios de miembros de las Naciones Unidas en 1947. Al poco tiempo, llegaron otros 800.000 judíos que escapaban de persecuciones en países árabes. En décadas siguientes, Israel absorbió a un millón de inmigrantes de la Unión Soviética y a miles de judíos etíopes. En la actualidad, lejos de ser un vestigio de la culpa europea o el colonialismo, Israel es una sociedad diversa y cosmopolita que concreta el antiguo anhelo de un pueblo, el “retorno a Sión”, su patria ancestral.

Mentira #2
Si Israel se hubiera retirado a sus fronteras de 1967, ya habría paz hace mucho tiempo.

Desde 1967, Israel repetidamente ha concedido “tierras por paz”. Luego de la histórica visita del presidente egipcio Sadat a Jerusalén en 1977 y los Acuerdos de Paz de Camp David, Israel se retiró de la Península del Sinaí y, desde entonces, ha mantenido la paz con Egipto.

En 1995, Jordania firmó un tratado de paz con Israel, pero ni los palestinos ni los restantes 21 estados árabes lo han hecho.

En 1993, Israel firmó los Acuerdos de Oslo, y cedió el control administrativo de la Ribera Occidental a la Autoridad Nacional Palestina (ANP, anteriormente la OLP). La ANP nunca cumplió su promesa de terminar con las agresiones propagandísticas ni anular el llamamiento para la destrucción de Israel en la Carta Nacional Palestina.

En el año 2000, el Primer Ministro Barak le ofreció a Yasser Arafat plena soberanía sobre el 97% de la Ribera Occidental, un corredor a Gaza y una capital en el sector árabe de Jerusalén. Arafat no aceptó. En el año 2008, el presidente de la ANP, Abbas, rechazó la misma oferta por parte del Primer Ministro Olmert. En 2005, el Primer Ministro Sharon se retiró de Gaza de manera unilateral. Ese territorio fue tomado bajo control por terroristas de Hamas, quienes convirtieron las comunidades judías desmanteladas en plataformas para el envío de terroristas suicidas y más de 8.000 cohetes hacia Israel. En 2010, el Primer Ministro Netanyahu renovó las ofertas de negociaciones sin condicionamientos con vistas a la creación de un Estado Palestino, pero los palestinos lo rechazaron, exigiendo más concesiones unilaterales por parte de Israel, incluyendo un congelamiento total de todas las construcciones israelíes en Jerusalén oriental y en la Ribera Occidental.

Mentira #3
Israel es el principal escollo para lograr una solución de “dos Estados”La mayor amenaza para la paz y la estabilidad no es Irán sino un Israel nuclear.


Los propios palestinos son el único escollo para lograr una solución de dos Estados. ¿Con quién debe negociar Israel? ¿Con el presidente Abbas, quien, durante cuatro años, se ha visto impedido de visitar a un millón y medio de sus compatriotas en Gaza debido a Hamas? ¿Con la ANP, que continúa ensalzando a terroristas y predicando el odio a través de su sistema educativo y los medios de comunicación? ¿Con Hamas, cuyos líderes apoyados por Irán niegan el Holocausto y usan la retórica fanática jihadista para promover la destrucción de Israel? En tanto el Estado de Israel está preparado para reconocer a todos los Estados árabes, tanto los seculares como los musulmanes, éstos se niegan de manera obstinada a reconocer a Israel como un Estado judío y exigen el “derecho al retorno” de cinco millones de los llamados “refugiados” palestinos - una segura garantía para la desaparición de Israel.

Mentira #4
La mayor amenaza para la paz y la estabilidad no es Irán, sino un Israel nuclear.

"El mundo sin Sionismo"

Aunque nunca fue admitido por Jerusalén, generalmente se suele decir que Israel posee armas nucleares. Pero a diferencia de Pakistán, la India y Corea del Norte, Israel nunca llevó a cabo pruebas nucleares. En 1973, cuando su supervivencia fue amenazada por el sorpresivo ataque de los egipcios y los sirios en Iom Kippur, hubo quienes pensaron que Israel usaría armas nucleares, cosa que no sucedió. Pese a decir públicamente lo contrario, muchos líderes árabes expresaron de manera reservada su alivio por la existencia de la disuasión nuclear israelí. Mientras Israel nunca ha amenazado a nadie, los mullahs de Teherán insisten cotidianamente con sus amenazas de “borrar a Israel del mapa”. Los Estados Unidos y Europa pueden permitirse esperar a ver qué hace el régimen iraní con sus ambiciones nucleares. Israel no tiene esa opción: se encuentra en la primera línea y recuerda cada día el precio que pagó el pueblo judío por no haber creído que Hitler cumpliría con su palabra. Israel no está dispuesto a sacrificar a otros seis millones de judíos en el altar de la indiferencia internacional.

Mentira #5
Israel es un Estado de Apartheid que merece las campañas internacionales de boicot, desinversión y sanciones.

En ambas márgenes del Atlántico, diversos grupos pertenecientes a iglesias, académicos y sindicatos están liderando campañas engañosas y, a menudo, antisemitas, demonizando lo que ellos denominan el “estado de Apartheid judío”.

La realidad es que, a diferencia de la Sudáfrica del Apartheid, Israel es un estado democrático. La minoría del 20 % de árabes goza de todas las libertades y los derechos cívicos, políticos, económicos y religiosos, incluyendo la elección de los miembros de la Knesset (Parlamento). Árabes israelíes y palestinos tienen personería ante la Suprema Corte Israelí. Por el contrario, ningún judío puede tener una propiedad en en Jordania, ni tampoco un cristiano o un judío pueden visitar los lugares más santos del Islam en Arabia Saudita.

Mentira #6
Los planes para construir 1.600 hogares más en Jerusalén oriental demuestran que Israel está “judaizando” la Ciudad Santa.

Ramat Schlomo

Los enemigos de Israel explotan este argumento falaz. Jerusalén es una ciudad sagrada para tres grandes credos. Su diversa población incluye una mayoría judía y minorías musulmana y cristiana. Desde 1967, por primera vez en la historia, hay plena libertad religiosa para todos los credos en Jerusalén.

Los organismos religiosos musulmanes y cristianos administran sus propios lugares sagrados. De hecho, el Waqf controla el Monte del Templo en Jerusalén, aún cuando allí se encuentran los restos del templo de Salomón y es un lugar sagrado tanto para judíos como para musulmanes.

Mientras tanto, la municipalidad de Jerusalén debe hacer frente a las necesidades de una ciudad moderna y en crecimiento. El anuncio hecho de manera desafortunada durante la visita del vicepresidente de los Estados Unidos, Biden, acerca de la construcción de 1.600 nuevos departamentos en Ramat Shlomo, no era sobre vecindarios árabes en Jerusalén oriental, sino sobre un área del norte de la ciudad, donde viven cerca de250.000 judíos (aproximadamente, la misma población que en Newark, N.J.), una zona a la que nunca renunciará Israel.

Mentira #7
Las políticas israelíes ponen en peligro a las tropas de los Estados Unidos en Afganistán e Irak.

La acusación de que Israel pone en peligro a las tropas de los Estados Unidos en Irak o en la región de Afganistán es una actualización del antigua calumnia de la “puñalada por la espalda”, según la cual los judíos traicionan siempre a sus propios amigos, y la difamación promovida por Henry Ford y por los Protocolos de los Sabios de Sion que sostiene que “los judíos son los padres de todas las guerras”.

El general estadounidense Petraeus ha dicho que considera a Israel una gran ventaja estratégica para Estados Unidos y que su comentario anterior vinculando la seguridad de las tropas estadounidenses en la región a un tratado de paz israelí-palestino (posición apoyada por dos tercios de los israelíes) fue sacado de contexto. La resolución del conflicto palestino-israelí beneficiaría a todos, incluyendo a los Estados Unidos. Pero la imposición de retornar a lo que Abba Eban llamó “las fronteras de Auschwitz de 1967” podría poner en peligro la supervivencia de Israel y resultar desastrosa para los intereses y la credibilidad estadounidenses en el mundo.

Mentira #8
Las políticas Israelíes son la causa del antisemitismo en el mundo.

"Muerte a los judíos"

Desde la Inquisición, pasando por los pogromos, y hasta los 6.000.0000 de judíos asesinados por los nazis, la historia demuestra que el odio hacia los judíos ha existido en una escala global desde antes de la creación delEstado de Israel. En 2010, seguiría existiendo incluso si el Estado de Israel nunca hubiera sido creado. Por ejemplo, una encuesta indica que el 40% de los europeos atribuye las causas de la reciente crisis económica global a que “los judíos tienen mucho poder económico”, una falsedad que nada tiene que ver con Israel.

La disputa no resuelta entre palestinos e israelíes agrava las tensiones entre musulmanes y judíos, pero no es su causa original. Durante la Segunda Guerra Mundial, el Gran Mufti de Jerusalén, un antijudío notorio, ayudóa los nazis a organizar la 13ª División de las SS, integrada por musulmanes. Desafortunadamente, además de referencias respetuosas a patriarcas y profetas judíos, el Corán también contiene virulentos estereotipos antisemitas que suelen ser invocados por extremistas islamistas, incluyendo a Hezbollah (responsable por el ataque contra la Asociación Mutual Israelita Argentina –AMIA- en Buenos Aires, en 1994), para justificar el asesinato de judíos en todo el mundo. La desaparición de Israel alentaría aun más a los violentos antijudíos en todo el mundo.

Mentira #9
Israel es responsable por la “catástrofe humanitaria” en Gaza, no Hamas. Goldstone estaba en lo cierto cuando acusó a Israel de ser culpable de crímenes de guerra contra civiles.

El Informe Goldstone acerca de la guerra defensiva de Israel contra una Gaza controlada por Hamas, desde la cual se lanzaron 8.000 cohetes luego de la retirada unilateral israelí en 2005, es un producto sesgado del mal llamado Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (UNHCR). El UNHRC está obsesionado con falsas resoluciones anti-israelíes. Se niega a confrontar graves abusos contra los derechos humanos en Irán, Corea del Norte, Sudán, Arabia Saudita, Cuba y otros países. Frente a ataques similares, cualquier estado miembro de la ONU, incluyendo los Estados Unidos y Canadá, hubiera actuado inclusive de modo más agresivo que como lo hicieron las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI) en Gaza.

Aún así, Richard Goldstone, un jurista judío sudafricano, refrendó un documento elaborado por investigadores cuya mayor calificación era un fanático prejuicio anti-israelí. Aceptó cualquier mentira anónima contra las FDI. Más aún, insistió en que las audiencias en Gaza fueran televisadas, una garantía para que los palestinos no se atrevieran jamás a testificar acerca del uso de civiles como escudos humanos por parte de Hamas y la utilización de mezquitas y hospitales para esconder su arsenal.

Alan Dershowitz, profesor de la Universidad de Harvard, denunció el Informe Goldstone como una suerte de renovada acusación del “crimen ritual”, que pretendía responsabilizar a los soldados israelíes de hechos que no habían cometido.

Mentira #10
La única esperanza de paz es un único estado binacional, eliminando el Estado judío de Israel.

"Liberen Palestina ahora"

La solución de un solo Estado, promovido por algunos académicos, no puede ser un punto de partida porque eliminaría la patria judía. Sin embargo, las actuales presiones sobre Israel son igualmente peligrosas. En efecto, el mundo está demandando que Israel (que tiene la superficie de New Jersey) se reduzca más, aceptando la solución de tres Estados: un Estado palestino bajo control de la ANP en la Ribera Occidental, más un estado terrorista bajo control de Hamas, con un millón y medio de palestinos, en Gaza. Mientras tanto, Hezbollah, como representante de Irán en el Líbano, almacena 50.000 cohetes, amenazando los centros de mayor población delnorte y el centro de Israel.

En 2010, la mayoría de los expertos sobre Medio Oriente entienden que la única esperanza para una paz duradera son dos estados con fronteras bien definidas. Pero hay demasiados diplomáticos, autoridades, académicos y líderes religiosos que ignoran los sondeos actualizados que indican que, en tanto una mayoría israelí se pronuncia a favor de la solución de dos estados, la mayoría de los palestinos se oponen.

Descargar en pdf (Español)

Download in pdf (English)

Diagramación por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe
Cristianos por Israel

1 comentario:

EROTIDA GAONA dijo...

La mayoría de las grandes civilizaciones del pasado han desaparecido o parte de su cultura pasa a otras entre otras cosas, por colonización ,invasión o emigración como la judía que han influido en muchas culturas y países florecientes.
Da igual que "Las 10..sean tópicos mas o menos ciertos.El resultado es que son incapaces de solucionar éste largo conflicto cuando se supone que los judíos están " más desarrollados"que los palestinos. Algo parecido les pasó a los americanos con los vietnamitas.