.

.

¡Shalom amigos!

Este es un sitio creado por cristianos evangélicos, algunos de origen judío y otros no; de distintos países, que nos une el amor por Jesucristo el Mesías -Yashuah Ha Mashiah- e Israel.
Aquí compartimos experiencias, puntos de vista, relatos, curiosidades, historia, política, noticias, preocupaciones, y muchas otras cosas.
¡Bienvenidos!

06 octubre, 2007

La Pre Reforma en las Juderías de España

Para mediados del siglo XV, se produjo un movimiento extraordinario entre los judíos que poblaban las ciudades de Sevilla, Valladolid y Barcelona que, aunque poco referido, resulta de crucial importancia para entender el proceso de la Reforma.


Ocurrió que, en toda Europa, pero mayormente en España, comenzó una gran oleada de conversiones al cristianismo.

Algunos adeptos a las teorías conspirativas, sostienen que estas conversiones tenían solo el objetivo de lograr mejorar el posicionamiento social, acercarse al poder (¿!) o simplemente escaparle a los cada vez más frecuentes ataques antisemitas.
Esta hipótesis podría ser cierta solo en algunos casos, ya que los estudios serios revelan una raíz profundamente espiritual basada en una oleada de convencimiento mesiánico.

Algunos conversos se enrolaron en las filas de la Iglesia (tengamos en cuenta que todavía no existía la Reforma), mientras que otros, la mayoría, se mantuvieron absolutamente separados, manteniendo su identidad judía.

Resulta interesante que, para la Iglesia de Roma, el judaísmo tradicional no constituía una amenaza. Incluso algunos judíos habían llegado a ocupar cargos importantes en la Corte y centros académicos.
Mas cuando se inició el movimiento mesiánico, se encendieron las luces de alarma. Inmediatamente, los judíos fueron vistos como una amenaza y desde los púlpitos se propugnó oleadas de ataques antisemitas organizados.

En 1444 se instituyeron los Estatutos de Limpieza de Sangre, mediante los cuales, los aspirantes a ocupar algún cargo público, debían probar su “ascendencia cristiana tradicional”, lo que de hecho excluía a los de origen hebreo.

En 1478, una bula papal ordenó la creación de la Inquisición Española, con la finalidad de combatir las “prácticas judaizantes” de los judeoconversos. (Podemos imaginemos cuales serían esas prácticas. ¿Quizás negarse a inclinarse ante imagenes? ¿Quizás considerar que la Ley del Señor se revela en las Escrituras y no en la boca de un obispo? ¿Que el centro de la adoración debería ser Yeshúa y no María?)

En fin, la corrupta y perversamente eficaz organización saquearía los bienes, torturaría y asesinaría a miles de judíos, conversos o no (a los conversos se los llamaba despectivamente “marranos”). Solo de entre los asesinatos (habitualmente en la hoguera) que fueron documentados por la propia Inquisición, se cuentan unos 2000 mesiánicos, además del resto.

Los judíos fueron finalmente expulsados de España.
Exiliados en distintas partes de Europa, estos predecesores de la Reforma y sus descendientes, se enrolarían en la causa Protestante y marcarían con su impronta algunas de las características distintivas de la idiosincrasia reformada. La exégesis bíblica a partir del hebreo, la conciencia de Jesús como un personaje hebreo, la revalorización del Tanaj (AT) y los profetas, y otros elementos de la cultura protestante, han sido aportados desde el judaísmo, que amalgamado con el cristianismo reformado, enriqueció el Evangelio.

Y fue precisamente Sevilla, la más grande de las juderías, la ciudad que se transformaría en el bastión de la Reforma en España, hasta que los protestantes, finalmente siguieron el mismo destino que los judíos.

Daniel E. Dañeiluk
Imagen: Juderías (elpaisliterario.com)

Lectura complementaria: Los Judíos en la Reforma del Siglo XVI (ver)
Licensed by Copycristian

No hay comentarios: