.

.

¡Shalom amigos!

Este es un sitio creado por cristianos evangélicos, algunos de origen judío y otros no; de distintos países, que nos une el amor por Jesucristo el Mesías -Yashuah Ha Mashiah- e Israel.
Aquí compartimos experiencias, puntos de vista, relatos, curiosidades, historia, política, noticias, preocupaciones, y muchas otras cosas.
¡Bienvenidos!

07 octubre, 2007

La ciudad santa

Alegraos con Jerusalem, y gozaos con ella, todos los que la amáis: llenaos con ella de gozo, todos los que os enlutáis por ella: Porque así dice el Señor: He aquí que yo extiendo sobre ella paz como un río, y la gloria de las gentes como un arroyo que sale de madre. (Isaías 66:10-12)

Santificada por la religión y la tradición, por la historia y la teología, por sus lugares santos y templos, Jerusalem es una ciudad reverenciada por judíos, cristianos y musulmanes. Refleja el fervor y la piedad de las tres principales religiones monoteístas, cada una de las cuales está ligada a Jerusalem por la veneración y el amor.
El lazo judío con Jerusalem nunca ha sido roto. Durante tres milenios Jerusalem ha sido el centro de la fe judía, manteniendo su valor simbólico a través de las generaciones. Los judíos que fueron exiliados después de la conquista romana y dispersos por el mundo entero, nunca olvidaron a Jerusalem. Año tras año repitieron "el próximo año en Jerusalem". Jerusalem se convitió en el símbolo del anhelo de los judíos, en todo lugar, de volver a su tierra. Fue invocada por los profetas, evocada en las oraciones cotidianas y loada por los poetas hebreos en cada país.
El Monte Moriá, donde una vez estuvo el Templo; el Muro Occidental, único remanente del mismo, que ha sido el foco de las oraciones y los anhelos de los judíos durante diecinueve siglos; la Tumba de David en el Monte Sión; y el antiguo cementerio en el Monte de los Olivos, donde durante siglos han sido enterrados judíos, todos ellos están imborrablemente grabados en la conciencia judía.
Cientos de sinagogas identificadas con las diversas tendencias en el judaísmo, así como con agrupaciones étnicas y geográficas, desde Túnez a Afganistán y desde Varsovia a Nueva York, sirven a la población judía de Jerusalem.
Para los cristianos, Jerusalem es el lugar en el que Jesús vivió, predicó, murió y resucitó. Aunque la Iglesia ha enfatizado la Jerusalem celestial más que la terrenal, lugares mencionados en el Nuevo Testamento como los sitios de su ministerio y pasión han atraído peregrinos y fieles durante siglos. Entre esos sitios se cuentan la Iglesia del Santo Sepulcro, el Jardín de Getsemaní, el sitio de la Ultima Cena, y la Vía Dolorosa con las catorce estaciones de la Cruz.
Los derechos de las diversas Iglesias cristianas de custodiar los lugares santos cristianos en Jerusalem fueron definidos en el curso del siglo XIX, cuando Jerusalem formaba parte del imperio otomano.
Conocido como el "arreglo del status quo sobre los lugares santos cristianos en Jerusalem", estos derechos continuaron vigentes durante el período del Mandato Británico y se mantienen hasta el día de hoy.
La comunidad cristiana de Jerusalem comprende las sectas ortodoxa oriental, monofisita, católica romana, uniata y protestante. Fuera de la comunidad armenia, que en su mayoría son descendientes de los refugiados que Ilegaron de Turquía en la década de 1920, la gran mayoría de los cristianos de Jerusalem descienden de las antiguas comunidades cristianas del período bizantino.
De acuerdo al Islam, el profeta Mahoma fue transportado milagrosamente desde La Meca a Jerusalem y desde aquí ascendió al cielo. La Cúpula de la Roca y la mezquita de Al - Aqsa ("la remota"), ambas construídas en el siglo VII, hicieron definitiva la identificación de Jerusalem como "el Lugar Remoto" mencionado en el Corán, y es un lugar santo después de La Meca y Medina. La literatura de alabanza a las virtudes de Jerusalem - el Fadhail al-Kuds, floreció en el mundo musulmán.
El primer encuentro de Jerusalem con el Islam - en el siglo VII - fue también el primer encuentro con los árabes que eran apóstoles del Islam y que, bajo su bandera, conquistaron un vasto imperio. La mayoría de los musulmanes que viven hoy en Jerusalem son sunitas.
La libertad de culto y la protección de todos los lugares santos están asegurados en la Declaración de la Independencia de Israel. Los lugares santos son administrados por sus respectivas comunidades y el libre acceso a ellos está garantizado por ley.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Yerushalayim fue fundada por el Rey David. Ha sido, es y será patrimonio de Yisrael.
Y es santa para los cristianos porque Jesucristo era un judío. Y la base de la fe de los cristianos verdaderos (llamo así a los protestantes) tiene toda su raiz en Yisrael. Pero los musulmanes no tienen nada que hacer en Yerushalayim, ellos tienen la Meca, así como los católicos tienen al Vaticano
Shalom!
Daniel Stein

Salmistas de Sion dijo...

Estimados hermanos, los saludo en el Nombre del Señor, Les quiero contar que estoy totalmente de acuerdo con el hermano "Anonimo", Jerusalem es primeramente de los judios y despues de los cristianos evangelicos, los musulmanes y catolicos no tienen ningun derecho a ella, nisiquiera historico, porque los muslumanes inventaron el coran y no es la palabra revelada de Dios como si lo es la Biblia. y los catolicos, amantes mas de la idolatria que de la Palabra, no tienen fundamento para estar en esta santa ciudad.
Tanto judios como cristianos evangelicos tenemos que orar al Señor para que Jerusalem sea por siempre de los judios y una parte importante de los cristianos evangelicos,
Saludos y bendiciones en el Nombre del Señor para vosotros de Eduardo Lineker de Los Salmistas de Sion.

Hijo del Rey dijo...

Amigos queridos, les quiero aclarar que yo no estoy diciendo que Jerusalem "pertenezca" al Islam, o a los catòlicos, o a los Protestantes, en todo caso pertenece a Israel históricamente y geográficamente hablando. Lo que digo es que para los musulmanes es una ciudad santa, y eso es algo que no se puede negar.
La nota publicada es más bien de caracter informativo, casi poético diría, ya que las tres religiones creen en un solo dios, pero una sola en Jesùs. No es una opinion ni un deseo, sino simplemente la verdad. Para las tres, Jerusalem es una ciudad santa.
Por mi parte, amigos, me quedo con la futura Jerusalem, esa que descenderá del cielo, con sus calles de oro y el mismo Padre celestial habitando en el centro de ella.

El Ojo Protestante / Biografías dijo...

Hola Amigos
Evidentemente la historia ha hecho de Jerusalén una ciudad considerada "santa" para el cristianismo, el islam y el judaísmo. Una especie de botin de guerra "santo".
Pero, tal como lo dice el visitante Stein jerusalén es, según mi criterio, primeramente judía. Y Luego es cristiana por el simple hecho de que el cristianismo es un "desprendimiento" (si cabe el término) del Judaísmo.
Los musulmanes han sido conquistadores, lo mismos que los cruzados católicos.
Opino como Daniel Stein Y Eduardo Lineker: EStos no tienen nada que hacer en Jerusalén. Son usurpadores.
Me llama la atenció la distinción de Stein (por el apellido, evidentemente judío) entre protestantes y católicos.
Como protestante (y mesiánico) no puedo menos que considerar y agradecerle esa apreciación. ¡Gracias Daniel!

Pero lo dicho por Daniel Carrica es concluyente. Nuestra esperanza está en la Jerusalén celestial. Y allí no habrá religiosos, solo salvos.
Daniel Dañeiluk