.

.

¡Shalom amigos!

Este es un sitio creado por cristianos evangélicos, algunos de origen judío y otros no; de distintos países, que nos une el amor por Jesucristo el Mesías -Yashuah Ha Mashiah- e Israel.
Aquí compartimos experiencias, puntos de vista, relatos, curiosidades, historia, política, noticias, preocupaciones, y muchas otras cosas.
¡Bienvenidos!

22 julio, 2009

¿Hay alguna esperanza para Israel?



La respuesta, desde el punto de vista de la política mundial, es: “¡Ninguna en absoluto!” Y las razones son dolorosamente obvias:

8Israel es un pequeño país del tamaño de Nueva Jersey con una población judía de menos de 6 millones. Está rodeado por 22 países árabes con una población superior a 320 millones, todos los cuales están dedicados a la aniquilación de Israel.

8Las fuerzas militares árabes adyacentes a Israel ahora tienen misiles sofisticados que están dispuestos a usar indiscriminadamente.


8Irán (un vecino no árabe) tiene misiles capaces de alcanzar Israel y está desarrollando capacidades nucleares. Su presidente, Mahmoud Ahmadinejad, ha anunciado que tan pronto como su país produzca una bomba nuclear, la usará para aniquilar a Israel.

8Todas las organizaciones más importantes del mundo (las Naciones Unidas, la Unión Europea y el Vaticano) están comprometidas en forzar a Israel a entregar el corazón de su tierra a los árabes, dejando al país sólo 19 millas de ancho en su punto más estrecho.

8Las mismas organizaciones están demandando que Israel entregue toda o la mitad de su ciudad capital, Jerusalén.

8Las dos superpotencias mundiales, los Estados Unidos y Rusia, se han unido al resto del mundo en la demanda de la creación de un estado palestino en el corazón de Israel, un estado que se convertiría en una plataforma de lanzamiento terrorista para apoderarse de todo Israel.

8El pueblo de Israel se ha desgastado después de 60 años de hostilidades interminables.

8Los actuales líderes de Israel se han corrompido y han perdido la visión Sionista.

8Tanto el pueblo de Israel como sus líderes han abrazado una política de apaciguamiento que sólo abre el apetito de los árabes y los anima a que presionen más fuerte por más y más capitulaciones israelíes.

Así que, lo esencial es que en lo natural, no hay ninguna esperanza para Israel, pero en lo sobrenatural, hay una gran esperanza. La Biblia nos dice que:

"Jamás duerme ni se adormece el que cuida de Israel" (Salmo 121:4)


Le invito a que lea los siguientes artículos:


Traducción y diagramación por Donald Dolmus

Lamb & Lion Ministries (www.lamblion.com)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Creo que olvidas el papel de Turquia.