.

.

¡Shalom amigos!

Este es un sitio creado por cristianos evangélicos, algunos de origen judío y otros no; de distintos países, que nos une el amor por Jesucristo el Mesías -Yashuah Ha Mashiah- e Israel.
Aquí compartimos experiencias, puntos de vista, relatos, curiosidades, historia, política, noticias, preocupaciones, y muchas otras cosas.
¡Bienvenidos!

21 febrero, 2008

La Ortodoxia Judía declara la guerra a las adopciones homosexuales

JERUSALEN, Israel (EFE / ACPress.net)
Los judíos ultra ortodoxos han declarado la guerra al asesor legal del Gobierno de Israel, Menahem Mazuz, tras su decisión de autorizar las adopciones a parejas homosexuales, en lo que constituye un hito en la historia jurídica del país.
"Ultrajante" y "nauseabunda" fueron los términos que empleó el rabino Eli Yishai (foto), líder del partido ultra ortodoxo Shas, para describir la decisión, aplicada hasta ahora en menos de una decena de países, entre ellos Canadá, Holanda y algunos estados de EEUU.
El religioso, ministro de Industria y Comercio, insistió en que es un atropello de la unidad familiar.
Mazuz decidió que, a efectos de adopción, a partir de ahora habrá de interpretarse el término de "cónyuges", para incluir a las del mismo sexo.

Se trata de una decisión histórica que responde a una petición de la asociación "Nueva familia" para que el Ministerio del Interior reconozca la adopción de un niño por dos padres homosexuales, en un caso que permanece pendiente de resolución desde el 2002.
La abogada Irit Rozenblum, fundadora de la asociación, declaró que tras una audiencia preliminar el caso quedó estancado en la burocracia judicial, por lo que hace un mes pidió a Mazuz que diera una nueva interpretación a la ley y eludir con ello la espera. "No se necesitan guerras para todo, el tribunal no se opondrá al recurso si hay acuerdo (con el Estado)", matizó.

Al equiparar el estatus de los cónyuges homosexuales a los de los heterosexuales, Mazuz abre la puerta a que aquellos puedan solicitar conjuntamente la adopción de menores, cosa que hasta ahora sólo podía hacer uno de ellos de forma individual.

También podrían adoptar, en el caso de lesbianas, al hijo biológico de su pareja.
En Israel viven 18.000 parejas de homosexuales y lesbianas, de las que 2.000 educan conjuntamente hijos naturales de uno de los cónyuges.
Las adopciones como parejas estaban fuera de su alcance hasta la nueva decisión, que ha levantado ampollas entre los ultra ortodoxos. "Las familias de un solo sexo no son familias normales. Un niño necesita un padre y una madre para su educación. No hay razón para dar un pobre niño a unos padres así", sostuvo el líder del partido Judaísmo Unido de la Biblia, Abraham Ravitz.

La Biblia considera la homosexualidad como una "abominación", y en un país como Israel, donde todos los aspectos de la vida familiar están bajo monopolio de los religiosos, cualquier cambio en la legislación representa un auténtico terremoto político y social.
"Los ortodoxos están que se salen de sus casillas, y aún pueden tratar de pasar una ley en el Parlamento que anule la decisión (de Mazuz)", explicó Rozenblum.

En los años noventa, cuando el Tribunal Supremo autorizó la libre venta de la carne de cerdo en Israel -prohibida en la cocina judía-, el partido Shas consiguió introducir una ley en el Parlamento que prohibiese su importación, eludiendo así la autoridad de los jueces. Ahora aseguran que la guerra sólo ha comenzado, si bien la abogada se muestra optimista porque cualquier iniciativa para legislar en contra del Tribunal Supremo "no es fácil de sacar adelante y requiere mucho tiempo", con lo que la abogada dio a entender que entretanto serán admitidas las solicitudes de adopción.

Tomado de CEIR Berea Diario Digital

2 comentarios:

José García Palacios dijo...

Verdaderamente terrible lo de las adopciones de niños y niñas por parejas homosexuales.

En cuestiones de índole personal no me opongo a la legalidad (ser homosexual, por ejemplo), aunque personalmente esté en contra, porque ellos y solamente ellos tendrán que rendir cuentas ante Dios por sus acciones.

Pero con la adopción me opongo rotundamente, porque implica a un tercero, el niño o la niña, que no tendrá un hogar normal, con padre y madre, que es lo que Dios demanda; y para los que no creen en Dios, es lo que la Naturaleza ha ordenado.

Desgraciadamente en mi amada España ya tenemos la desgracia de los "matrimonios" entre parejas homosexuales (tanto de hombres como de mujeres), con todos los derechos, incluido el de adopción.

Cada día estamos más cerca de Sodoma y Gomorra. ¿O peor?

EOP/Biografías dijo...

Shalom!

José:
Opino en línea con tu pensamiento, y por ende con el del rabinato ortodoxo.
Puedo soportar las uniones civiles, porque al fin y al cabo, son contratos. Pero equiparar el concepto de unión civil al de MATRIMONIO me parece una grosería. El matrimonio es la institución base de la humanidad a partir de la cual se construye todo el proyecto de Dios para con el hombre.
Y los hijos son naturales a un matrimonio, aunque sean adoptados. La naturaleza no se quiebra con un hijo adoptado, antes bien se perfecciona en este gesto de sublime amor.
Pero la adopción de parejas gays o lesbianas es, desde mi juicio, una circunstancia absolutamente antinatural, contraria a la esencia del Proyecto creador enunciado en el Génesis.
El proyecto de perpetuación de la humanidad ideado por el Señor está confrontado.

Si cada vez estamos más cerca de Sodoma y Gomorra, ¡Buenísimo! ¡¡Yeshúa regresa!!