.

.

¡Shalom amigos!

Este es un sitio creado por cristianos evangélicos, algunos de origen judío y otros no; de distintos países, que nos une el amor por Jesucristo el Mesías -Yashuah Ha Mashiah- e Israel.
Aquí compartimos experiencias, puntos de vista, relatos, curiosidades, historia, política, noticias, preocupaciones, y muchas otras cosas.
¡Bienvenidos!

14 agosto, 2007

Los trece principios


El Hebraísmo no ha conocido jamás un mecanismo verdadero y propio para la formulación de los dogmas, un senado o un cuerpo de doctores hebreos representativos, encargados de decidir de manera autoritaria y categórica lo que un hebreo debe creer para ser hebreo. Sin embargo, sería equivocado concluir que el Hebraísmo no tiene dogmas y que un hebreo puede creer lo que quiera.
Examinemos los trece principios de la fe hebrea como han sido formulados por Moisés Maimónides, el hebreo más grande del medioevo. Tales principios son los que más se acercan a una especie de catecismo hebreo. Existen otras creencias, como aquella de la elección divina de Israel, que no están incluidas entre los 13 puntos y que todavía muchos hebreos consideran básicos. Los principios de Maimónides son:
Fe en la existencia de Dios; en su unidad; en su incorporeidad; en su eternidad; la fe que necesita adorar sólo a Dios; la fe en los Profetas; que Moisés es el más grande de los profetas; que la Torá es de origen celestial; que es inmutable; la fe en el hecho de que Dios conoce las acciones de los hombres; que recompensa a los buenos y castiga a los malvados; la fe en la venida del Mesías; la fe en la resurrección de los muertos.
La profesión hebrea de fe es el shemán: "Escucha, Israel, el Señor Dios nuestro es el único Dios" (Deuteronomio 6,4). El niño hebreo aprende a recitar estos versículos apenas empieza a hablar; los hebreos devotos los recitan diariamente en la mañana y en la tarde, y los moribundos los repiten como la última afirmación de su vida.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Wow, he quedado perplejo con sus comentarios, se nota que es un perfecto ignorante, pues confunde hasta la palabra "shemá" con "shamán" cosa que no tiene nada que ver.

Patricia Rubin dijo...

Hola Amigo anónimo:

Si nos remitimos al contexto del escrito de este envío, podremos notar que de ninguna manera podría estar en el ánimo del autor referirse al shamán o chamán.

En derecho, al error involuntario en la escritura, generalmente producto del apuro, se denomina "lapsus calami".
Creo que esto es lo que ocurrió, y lo que en realidad quiso escribir Daniel es "Shemá" (Oye!).
Shemá Israel (Del hebreo, שְׁמַע יִשְׂרָאֵל, "Oye, oh Israel"), son las primeras palabras y el nombre de una de las principales plegarias de la religión judía en la que se manifiesta su credo en un sólo D"s.

Vale?
Gracias por comentar

Patricia Raquel Rubin

Daniel Carrica dijo...

Patricia, gracias por la aclaraciòn. En verdad acabo de sentir la tentaciòn de corregir el equìvoco, pero es preferible dejarlo asì, para no faltarle el respeto a nadie. Y en cuanto a nuestro amigo misterioso, quiero decirle que es mejor ser un perfecto ignorante que un perfecto anònimo.
Gracia spor los comentarios.
Que Dios los bendiga.